Noticias

En un salón de actos colmado, la Corte Suprema de Justicia rindió homenaje al Dr. Antonio Gandur, quien fuera Vocal del alto tribunal hasta su fallecimiento, ocurrido en diciembre pasado. La ceremonia tuvo lugar esta mañana, y fue encabezada por el presidente de la Corte -Dr. Daniel Posse-, y los señores Vocales Dr. Antonio Estofán, Dra. Claudia Beatriz Sbdar y Dr. Daniel Leiva.

Familiares, amigos y los colaboradores más cercanos al Dr. Gandur ocuparon las primeras filas del salón Alberdi. Allí se dieron cita funcionarios del Poder Ejecutivo -estuvieron la Dra. Eleonora Rodríguez Campos, Fiscal de Estado, y Regino Amado, Ministro de Gobierno-, del Poder Legislativo, la Presidente de la Asociación de Magistrados, Dra. Marcela Ruiz, magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial, autoridades del Colegio de Abogados y del Consejo Asesor de la Magistratura, entre otros invitados especiales. Una proyección audiovisual alusiva a la trayectoria y los discursos del Dr. Posse y los Dres. Juan Carlos Veiga y Alfredo Dato -ex presidentes de la Corte- compusieron el emotivo homenaje al magistrado, cuya fotografía ha quedado hoy integrada a la serie de retratos de Vocales del Salón de Acuerdos del Palacio de Justicia.

El homenaje se inició con la proyección de un recordatorio fotográfico, que reflejó los años de trabajo del Dr. Gandur como Vocal de la Corte. A continuación, Veiga pronunció un sentido discurso para esbozar la semblanza de quien, como él lo señaló, no solo fuera un colega sino también un entrañable amigo. “A lo largo de cincuenta años pude compartir y aprender de un maestro del derecho y de la vida”, expresó el ex magistrado, quien destacó algunos rasgos de la personalidad del Dr. Gandur: un hombre que exigía el máximo esfuerzo para encontrar la verdad, de gran lucidez y astucia en sus planteos, movilizado por una profunda visión democrática, laborioso y tenaz, fundador de una familia en la que supo plasmar sus claros valores. “La historia -dijo- ubicará su gestión en el lugar en el cual sus méritos lo han hecho merecedor. Agradezco a la Corte el honor de haberme invitado a rendir este homenaje a un gigante al que bautizaron ‘Chiquito’”.

El discurso de Dato, por su parte, retomó algunas de las virtudes rescatadas por Veiga e hizo hincapié en otras. Definió al Dr. Gandur como un gran lector y como un hombre guiado por ideales humanistas, que supo orientar esa cualidad en su jurisprudencia. “La autenticidad era uno de sus principales rasgos, y también el trabajo y la persistencia”, destacó.

Las palabras de cierre estuvieron a cargo del presidente de la Corte. “El Dr. Gandur no sólo era un Magistrado en términos estrictos o formales, sino que su persona albergaba una visión profundamente humanista y en muchos aspectos vanguardista acerca de lo que la jurisprudencia y el rol institucional del Poder Judicial tienen para aportar a la sociedad. De hecho, el primer litigio estructural se firma bajo su presidencia”. Para recordarlo, Posse elegió rescatar algunos de los pensamientos que el Dr. Gandur había expresado en el prólogo de un libro de su autoría, publicado en 2014, y en el que el fallecido vocal expresaba su visión del Derecho. “Será recordado como un hombre profundamente humanista que contó con la lucidez suficiente para seguir el ritmo de los cambios sociales y culturales de su tiempo. También como un hombre preocupado permanentemente por consolidar las instituciones y el equilibrio republicano de las mismas. Un abogado, un colega, un magistrado que fue un ejemplo para todos nosotros”, cerró.

En el final de la ceremonia, los familiares del Dr. Gandur -su esposa Emma Agüero de Gandur y sus hijos Sergio y María José Gandur– descubrieron el retrato del Vocal. Junto a las autoridades de la Corte y los amigos más cercanos, se dirigieron al Salón de Acuerdos, espacio en el cual ese retrato quedará expuesto a partir de hoy junto a los demás ex magistrados de este alto tribunal.

Fuente: Dra. María Lobo, Dirección de Comunicación Pública de la CSJT.