Noticias

El Presidente de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán, Dr. Daniel Posse, llevó adelante la ceremonia de presentación de apertura del año judicial, acompañado de los Vocales Antonio Estofán, Claudia Sbdar y Daniel Leiva.

El acto tuvo lugar durante la mañana del martes 12 de marzo del corriente año, en el salón de actos Juan Bautista Alberdi de los tribunales locales. Asistieron el Ministro Público Fiscal, Dr. Edmundo Jiménez, el Ministro Pupilar y de la Defensa, Dr. Washington Navarro, la Presidente de la Asociación de Magistrados de Tucumán, Dra. Marcela Ruiz, miembros de la AMT, y gran parte de la comunidad judicial.

El presidente del Alto Tribunal dio cuenta del trabajo realizado en el Poder Judicial en el último año y esbozó algunos objetivos para el 2019. “Luego de seis años, nos reencontrarnos en este acto porque desde esta Corte, que tengo el honor de presidir, creemos que la apertura del año judicial constituye una buena práctica, porque involucra a la comunicación, que siempre es bienvenida, y sobre todo, porque este encuentro es una forma de asumir un compromiso con la transparencia, una forma de mostrar lo realizado a propios y ajenos, una instancia de rendición de cuentas”, expresó Posse al inicio de su discurso.

El Dr. Posse indicó también que la Justicia está siendo siempre observada, no solo por la opinión pública, sino sobre todo por cada una de las personas que acuden en busca de resoluciones a sus conflictos: “son esos los ojos que deben importarnos, motivarnos, estimularnos e iluminar nuestras prioridades, y con ese norte debemos concretar los avances institucionales que permitan consolidar cada día un Poder Judicial que sea el garante final de los derechos de las personas”.

Durante veinte minutos, el Presidente de la CSJT realizó una exposición minuciosa acerca de los avances más importantes en los distintos espacios del Poder Judicial, tanto en oficinas jurisdiccionales como no jurisdiccionales; en todas ellas, dijo, se lograron objetivos de trascendencia para el avance hacia una Justicia efectiva. Entre otros, destacó los avances en materia de oralidad civil y penal. Consideró que la implementación de estas reformas, si bien redundan en resultados de procesos más breves, constituyen sobre todo un logro en materia de calidad de Justicia. “No se trata de resolver rápido -explicó-, sino de hacerlo de manera tal que el conflicto se resuelva. Eso requiere humanización del conflicto, saber que brindamos un servicio público y somos el instrumento por el cual las personas ven garantizados sus derechos fundamentales”.

Entre los logros del año judicial 2018, destacó Posse en su exposición:

  • Descentralización del Poder Judicial a partir de la apertura de nuevos espacios de Justicia en Banda del Río Salí y las ampliaciones de los centros judiciales de Concepción y Monteros;
  • Reformas en la Justicia de Paz;
  • Fortalecimiento de una política de comunicación abierta;
  • Inauguración de nuevos servicios para la atención de los ciudadanos;
  • Implementación de la doble instancia en el Fuero del Trabajo;
  • Desarrollo de un software propio y servicios de digitalizaciones;
  • Avances hacia la planificación estratégica como herramienta para el buen funcionamiento del gobierno judicial;
  • Capacitaciones y convenios institucionales de nivel regional, nacional e internacional;
  • Premios recibidos por cámaras y juzgados distinguidos como espacios de calidad en el país. 

El Dr. Posse destacó el desempeño de autoridades y empleados judiciales: “cada uno de estos logros no hubiera sido posible sin el esfuerzo y compromiso diario de magistrados, funcionarios y empleados de este Poder Judicial, a quienes agradezco su tarea, muchas veces anónima”.

Entre los objetivos para este año, Posse mencionó la implementación efectiva del Código Procesal Penal comenzando por el Centro Judicial Concepción, la aprobación del nuevo Código Procesal de la Provincia, la cobertura de vacantes en todos los estamentos y la modificación de la Ley Orgánica de Tribunales y del Estatuto del Empleado Judicial.

Finalmente, la cabeza del Poder Judicial advirtió que “el reclamo de la ciudadanía para resolver los conflictos no ha variado; lo que se modificó es la cantidad de ciudadanos que pueden hacer uso de ese derecho y este es el desafío del Poder Judicial hoy: adaptar su dinámica institucional para garantizar el acceso a justicia a todos, en particular, a aquellas poblaciones vulneradas por cuestiones culturales, sociales o económicas”.

Fuente: Dirección de Comunicación Pública de la CSJT.

Fotografías: José Nuno, La Gaceta.