Noticias
La Asociación de Magistrados de Tucumán organizó, de manera conjunta con la Escuela Judicial del Consejo Asesor de la Magistratura, la charla «Estrés y vida saludable en la función judicial. Desafíos y propuestas» a cargo del Dr. Alfredo Ortíz Arzelán, el pasado 26 de abril de 2019. 

El disertante es Médico endocrinólogo y Magíster en PsicoInmunoNeuroEndocrinología. Brindó una jornada de información y reflexión acerca del estrés en la función judicial, en donde relacionó los sentimientos con dolencias físicas concretas ante situaciones estresantes, indicando que las emociones influyen sobre la actividad celular y los mecanismos de división celular. «El estrés es el resultado de la relación entre el individuo y el entorno evaluado como amenazante, que desborda sus recursos y pone en peligro su bienestar» definió, citando a Richard Lazarus. 

Ortíz Arzelán señaló que buscamos estar en equilibrio, pero para ello necesitamos ejecutar cambios como respuesta a los desafíos habituales, e indicó que se llama Alostasis al mantenimiento del balance a través del cambio. 

El profesional de la salud hizo hincapié en que ante un evento estresante tenemos básicamente dos tipos de repuesta: o se inscribe en nuestra memoria como una experiencia negativa, dejándonos una carga psicosomática que puede llegar a persistir como una enfermedad, o nos adaptamos a esa experiencia y la vivencia nos sirve a futuro como un recurso para adaptarnos a una situación similar.

«Salud no significa curarse, significa sanar. Salud es la fuerza, la capacidad para construirnos, ser más felices, satisfacer nuestras necesidades, desarrollar nuestras potencialidades, cumplir nuestras expectativas y no las de los demás, tener un propósito de vida, y eso significa revisar y hacer un cambio existencial. Se trata de ser sanos a pesar de una enfermedad y no enfermos saludables. Es conseguirse un estado de bienestar integrado en la dinámica personal» concluyó Ortíz Arzelán.